miércoles, 19 de junio de 2013

Solo quiero decirte. Yolanda Valenzuela

Solo quiero decirte

En este barco somos mucha tripulación,
Se cubre de un color distinto,
Una manera distinta,
Dentro de como se deberían de ver las cosas,
Estoy yo con todas mis carencias.

Con todo lo que no debería de ser así , en este momento que siento perdurable pienso:

- Tal vez ha llegado la hora de plantarse, de triunfar, de ir más allá del descuido de lo acordado, del abandono....

He estado perdiendo el tiempo con todo lo demás,
No pude parar la maquina,
No quise,
No debía,
No era el momento.

Mientras todos se preguntan,
Solo necesito un poco de cordura,
Yo me sentiré una reina en Saba.

Ahí estoy transitando para bien, para mal, para ambos lados...

El cuadrilátero ahora forma de mi espíritu idiota que esta albergando un nuevo lugar para morar, para hallar en paz, en gracia y con el espíritu santo.

Desconcentración,
Desde el cuello de la montaña se ve mejor, ni más ni menos, pero mejor.

Me sigo aferrando una y otra vez, una y otra vez sin poder evitarlo sin quererlo, sin procurarlo, sin mantenerlo, sin suicidio, sin lamento...

Construyo ,
Destruyo,
Si todo fuera como antes lo haría todo tan fácil,
Tan claro,
Tan extenso al saber y al estar.

Cimiento y sin ti puedo ,
Ahí efímera canción,
Cual efímera postura.

Estaré aquí divagando una vez más, sobre todo aquello que fui y que nunca seré, se abrirán las carnes santas que no paran de desprender, de recitar el mismo mantra, ha llegado el momento de tomar una decisión clara.

Concisa la parte que establezca de alguna manera lo que soy, lo que siento , lo que quiero otorgar , lo que quiero ofrecer...

Si me la juego a una sola carta, se que estaré vendida y sentenciada.

Lo siente,
Lo siento ahí y contra eso no hay nada que lo pare,
No hay nada que lo detenga,
Convenciendo a todos aquellos quiere,
Brota como un suspiro.

Todo a lo que pertenezco, todo lo que debo ser o sentir, tener un lugar donde ir antes del amanecer, antes de que cante el gallo o mientras canta tambien...

Lo conseguí y casi soy una ganadora, rezo por mantenerlo el tiempo que me haga feliz, el diablo escondido está esperando su oportunidad, sigo con la misma duda.

¿ Sería lo justo ?
¿ Hay que hacer lo que a uno le nace ?

Agonizando lo justo así te deje solo y desamparado,
Ahí en mi paraíso de cristal,
En mi paraíso que ahora también es tuyo y de nadie más.

¿ Cuál será mi condena, si este misterio solo se debe a ti ?

Quería volver a casa,
Solo para sentir lo duro que es perder,
Lo difícil que es aceptar ganar,
Todo lo demás no importa porque indivisible está su escondite.

Tan hermoso,
Tan grande,
Tan poderoso en su esplendor con toda su estupidez compungida.

En su sexo en llamas,
Con todo su mal estar,
Con todo su mal humor.

Solo quiero decirte, que quisiera volver a casa, solo para sentir lo duro que es perder,
lo difícil que es aceptar ganar...
 

 Yolanda Valenzuela
*Extraído de (parajes de una desconocida ) mitos, rimas y leyendas Pag 27


A todo/as los petardos perdedores, enhorabuena ya podéis copiarme, gratis y sin censura

www.yolandavalenzuela.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.