viernes, 28 de junio de 2013

Como unidad . Yolanda Valenzuela


Los odios instantáneos siempre mueren de forma natural, salió la punta pobre de ti, pobre de mí también...


En este desierto de emociones sin sal, con pereza, sin cal, con arena suficiente para enterrar a cualquier dios egipcio, en el ocaso del fin de los días escribo este recado que nunca llegara.


Sabía todo lo que tenía que decir antes de ti, no quiero la esclavitud de promesas que no se vallan a cumplir, enorme todo eso en la frecuencia en la que me amparo.


Tu alma dice:
- Estoy tan inquieta ¡¡¡¡


Le daría aun más miedo si pudiera escuchar lo que piensa

* Porque vosotros igual no lo sabéis pero el alma piensa
(A lo Sinatra... A su manera)


No voy a rogar por algo que por ley me pertenece.


En un compuesto de lo que acierto, renuncio a la porquería

 * Porque vosotros igual no lo sabéis pero la porquería cultiva, incita, seduce e invita siempre.

Yo le quise como a un perro es cierto, no voy a hacer nada para impedir su sacrificio si es lo mejor para la enfermedad del animal


¡Dejen de joder y de preguntarme más ¡ Dije a mis camaradas.


Disuelta una vez más, por voluntad propia me lo otorgo, como también me autorizo la licencia de mandarte a la mierda como yo quiera y a mí me gustan mucho los cohetes.


Bailando una vez más entre serpientes, como daría de una devoción tan innata…

Esta traición que ya hago como mía, en su dignificante dictado, nada mas cree en el, estoy aquí sentada esperando la sentencia que me dará de comer.

Hoy la puta se viste de rey....


Repleta de todo en esta flojedad estoy en el perdón que no tocara, en mi subconsciente yo estoy tan castigada como el pero de otra manera.

Convencida de lo que yo esperaba hasta que amanezca, en este vía crucis vivo contemplando desde lo alto de mi alma.

Desde arriba, tendrías que callarte tú también, estamos desamparados, asociados, en esta sociedad de inútiles, en esta sociedad de estúpidos.


Más de la mitad de la población conviviendo en un sistema roto y hundido, somos una mentira que no cree pero crece y crece.

Estoy cansada de la escritura pasada de moda…

Soy un mar de cielo idiota cómo tu, me asocio como unidad, me asocio como antes del huracán.

Yolanda Valenzuela
*Extraído de (parajes de una desconocida ) mitos, rimas y leyendas Pag 29/1


A todo/as los petardos perdedores, enhorabuena ya podéis copiarme, gratis y sin censura

www.yolandavalenzuela.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.