domingo, 30 de junio de 2013

La doble libertad rota sobre los tejados.Yolanda Valenzuela


Atravesando el espacio fugaz en el que nació de nuevo, biónica, supersónica, en su existencia nada mas existe ella, con todos sus problemas,  le dijo:


- Tal vez no soy lo que esperabas pero soy lo mejor que has visto nunca.


Presuntuosa, concienzuda, honrada, fulminante cual gacela, lista como una zorra, liebre caliente, feroz leona, precoz cual ardilla, prudente como una nutria, voraz comadreja, tan amorosa como una mona.


Con las mismas ganas de bailar, estaba en lo cierto con lo suyo, improvisaba mientras otros se drogaban gratuitamente como imbéciles, en el camino del éxito les encontrara a todos mendigando por un trozo de pan....


Estaba con todas sus indigencias pero ella no le seguirá hasta allí ni de coña, quería transitar en alianza, a pesar de que se merecía lo peor y todo el mundo lo sabe, era lo
que quería que fuera.

No permitió que la comprometiera en lo más mínimo, porque él no era nada, no era nadie, en la pretensión farolera se quedo en el intento de ser.


En un silencio, eterna estará inquieta, la necesitaba, besara el suelo como un rey sin corona en tierra extraña y desagradecida…

 Aprobó lo que ella ordeno, la midió con alhajas, todo lo que deseo y jamás dijo a nadie que deseaba.

Renació en él porqué lo amaba, porque abrió canales y confito su alma como una deliciosa mermelada, le amaba tanto que cualquier palabra que se diga es mentira, ficción y sinceramente ella está por cometer...


Como abreviar todo en un dígito, para que ambos se sientan vivos, para que lo prometido se asiente en el aire, en su variante de personaje en fase 3,el  instante que podía superar a su ser dentro del otro.

Se penetraban sin parar, adornos en el vacío de los días azules que vivieron juntos, en el espacio muerto donde yo habite hablaron…

Locos, hipócritas, concejales de cementerio gitano, en consecuencia con lo que eran, con lo que tienen, con lo que les queda, con lo que son, cronometrémoslos  

¿Cuánto pueden tardar?


Lo egoísta seria que se remediaran como una herida chica, creer una felicidad, en el control donde ella se dejo someter podía crear obras de arte a ciegas con amor al arte por amor hacia él.

Poco más les quedaba pero muy poco mas, ni cómoda, ni avasalladora, ni soluciónante, ni salvadora, ni madre, ni amante orientadora…

Ninguna de las maneras gratas, ya nada importa se ensanchan en la tristeza como un cáncer terminal en un organismo vencido, reventado, consumido por el veneno, con la doble libertad rota sobre los tejados.


Sobrevivirán al huracán y no perderán más de lo perdido, sin conocer al enemigo fluirán en un devaneo tan ilógico como sucio, con desfachatez volverán fingiendo que se arrastran, morirán muchas veces antes de morir.

Nadie aborda a un león cuando el campo está repleto de ovejas, todos matamos lo que amamos, unos con un beso y otros con una espada, al fin y al cabo es la misma muerte pero no el mismo olvido ni la misma condena.


Si nos comportamos como genocidas y condenamos en masa es lo que tiene, demasiadas enfermedades a causa de la culpa y la ignorancia, en su depresión muda se entrevistaron bajito.

 No os preocupéis esta noche les abrazara la luna y bailaran descalzos sobre el océano de sus sentidos otra vez…
Yolanda Valenzuela
*Extraído de (parajes de una desconocida ) mitos, rimas y leyendas Pag 29/2


A todo/as los petardos perdedores, enhorabuena ya podéis copiarme, gratis y sin censura
www.yolandavalenzuela.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.