sábado, 27 de noviembre de 2010

Cronica de una muerte anunciada.Yolanda Valenzuela.(parajes de una desconocida 2010) mitos, rimas y leyendas

Con todo el dolor de mi corazón tuve que prescindir de sus pésimos servicios…ambos vivían inmersos en una mentira uno a través de la música y el delirio de un artista frustrado, la otra por una inmadurez consentida y una vida que creyó que le haría feliz.

Con los traumas bien atados desde sus juventudes, con las desgracias que no han asimilado, con casi los mismos detonantes pero en diferentes estados, tratando sus excesos de manera semejante con el mismo modo de evasión.

Uno de ellos tuvo un aviso que la vida le regalo, un accidente del destino que determinara a partir de ahora toda su existencia, todavía con las heridas sangrando dentro de su cabeza de acero sigue pensando que es lo que pudo hacer mal.

Ignorante del presagio que le separo aquella noche por un momento de la vida que no le tocaba vivir, la que no tenía que a ver encaminado de esa manera tan cruel, ahora son todos lamentaciones y yo le regalo los oídos dándole un cariño que no se merece.

Las secuelas serán pocas para su carácter frágil pero las suficientes como para seguir amargándose la supervivencia de la manera más absurda e inútil por su falta de valor, creyendo que ha superado lo peor cuando realmente, lo peor está por venir.

Este , me vendió por su incapacidad de creer mas allá de su talento, por su gran desconocimiento de mis intenciones, trabajo y sentimientos , rompiendo así mis ilusiones en mil pedazos, engañándome y clavándome una estaca en el corazón, al dar a otra persona algo que era mío para que lo destrozara he hiciera de mi arte una reverenda mierda.

La otra, cual pesadilla en mi cuarto oscuro se ha dedicado a hacer de su adicción su modo, su acción, dedicando todo su tiempo a envenenarse la sangre, a perturbar su poca voluntad, inmersa en un delirio alcohólico, que esta destrozándole la vida a mucha gente.

No siendo consciente de ello, todo el mundo le baila el agua, nadie quiere problemas y su amor a sido el primero en ponerla a la palestra para poder quitarse cuanto antes el muerto de encima, desolada en su cocina, inventándose mil y una desgracias, dándole de comer a telefónica, haciéndome creer que no pasa nada, que es lo normal, que no es para tanto y que mucho más lejos de ser un espantapájaros sigue fingiendo que es divina y que si no fuera por ella el mundo no se levantaría mañana de su letargo.

Lástima que la vida no le haya tocado con gracia todavía, desde todas mis maldiciones me gustaría que echara el hígado por la boca, para ver si es capaz así todavía de decir que no pasa nada y que es muy feliz en su inmensa mentira.

Solo deseo que todo esto acabe para perderlos de vista, sabiendo que perderé a mis duendes con ello y el cariño ya no valdrá para nada, ellos seguirán sus tormentosos caminos equivocados derechitos a una muerte anunciada a una muerte segura.

Luego todos lloraran y se lamentaran, yo no lo hare porque intente por los medios que ellos me permitieron que fueron pocos evitar lo inevitable, si pudiera arrancármelos de la sangre seria lo primero que haría por la mañana, para darle gracias a dios por la noche y poder gozar de madrugada de esa libertad.

Desgraciadamente hay cosas que no elegimos y yo esta no la he elegido.

Yolanda Valenzuela
*Extraído de (parajes de una desconocida ) mitos, rimas y leyendas Pag 04
A todo/as los petardos perdedores, enhorabuena ya podéis copiarme, gratis y sin censura.
©Todos los derechos reservados

http://www.produccioneslacomadrejaylaluna.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.