jueves, 19 de julio de 2012

Una sola palabra. Parajes de una desconocida, mitos, rimas y leyendas


Una sola palabra

Si fuera como antes de ayer seria una parálisis de tiempo ...
* Y de repente encontró lo que buscaba en su baúl de la Piquer *

Estando tan estupefacta ahora es el momento de reírse de nuevo, desgranando la sincera comida y comedia del ser que vio amanecer demasiado temprano, ahora solo invento una manera más de convertirme en un cero que multiplicare por todos los números hasta que alguno de ellos me dé millones de euros.

Con la locura de estar en una desubicación continua y continuada, hace que me vuelva loca esta turbulencia tan intensa, esta sacudida tan cósmica como idiota...

Él sabe que no le hubiera esperado nunca por nada del mundo, sin embargo se niega a desaparecer retorciéndome una y otra vez como todos los demás, esta pertenencia tan estúpida me ha hecho navegar por un mar de coral donde yo ocupare el resto de mis días de paz, en este lugar paradisiaco, corro por el abismo de mi infierno con los pies descalzos cumpliendo la condena que me llevara a una solución poco ortodoxa.

Con cara sonriente, me bastara una sola palabra para que el sucesor abandone el reino para siempre...

Comunicando una y otra vez la frecuencia que me rebordeara el alma de rosas blancas, solo pensare lo que realmente me dé la gana, lo que merezca la pena, como ayer y como antes de ayer, al final de mis tiempos estaré sentada en esta misma posición dándole una y otra vez las gracias a dios, por este alivio tan grande.

La entrada, la salida, lo que ahora buscare como una sola respuesta mañana será la duda más grande, ahora solo, ahora solo yo...

En comunión con un solo dios, con una sola palabra me inventare una oración que me redimirá de todo mal, como yo solía pensar que pasaría, como solía dibujar en mis cuentos, con el mismo laberinto, el mismo tirano y la misma lavandería industrial.

Ahora es todo un símil de lo que fue entonces, cuando era villana y pirata, atracaba bancos y barcos, asaltaba diligencias y se perdía por la senda cual cabra montesa...

Su cabra, era muy resistente y fuerte, le fue absolutamente fiel pero era vaga, era barata, era cobarde y follonera, su fidelidad no era equivalente a la pesadez tan aguda a la cual le sometía día sí y día también, como mis graves bajo el agua de su acuario de pirañas y dejo que tocas ellas mordisquearan el culo.
www.produccioneslacomadrejaylaluna.com
Yolanda Valenzuela*Extraído de (parajes de una desconocida) mitos, rimas y leyendas Pag 28 todo/as los petardos perdedores, enhorabuena ya podéis copiarme, gratis y sin censura.©Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.