miércoles, 20 de junio de 2012

Delirio(parajes de una desconocida,mitos, rimas y leyendas)


En un delirio como este como no ibas a estar tú, si eres mi luz y mi son, el compas que marcaba yo de antes pero muy malamente...



*En un cuadro alguien está pintando toda esta historia , sabía que formaría parte de ella, a veces se negaba una y otra vez, era heredera del poniente, la pérdida de cualquier autonomía le hacía apresar turbación y lanzarse en una carrera

donde sabia que tarde o temprano tendría que retroceder aun más deprisa que cuando decidió desertar.



En todas sus ganas arrebatadas ahí está, imperfecto de cabo a rabo su gran desvelo, esta gran noche especial que no dejaba de compartir con el de una manera o de otra.



Como dentro de un cuento el pequeño aldeado de nariz roja se lo pasaba pipa explorando su bosque encantado, con pudor y con miedo, con muchísimos miramientos pero sin reticencias, sin más dilaciones, añorable como una canción de Beirut,, ese petete sin libro gordo toma las medidas de su ataúd.



Sería quien acabaría con su liberación libertina para cambiarla por una seudo/libertad vigilada, el reticente que al final siempre sucumbe, que le quedaba sin tenerla.



¿ Qué le quedaba?



Esperaba que le olvidara y no le inventara mas desastres, sin saber como admitir su delirio, la poseía dentro de su reino de los ocultismos, con la extraña y desconocida seguridad de que las cosas son como tienen que ser y de la manera que tienen que ser....



Imprescindible como el agua que necesitaba para hidratarse todos los días, tan superfluo como todas sus vanidades, magnifico comediante ya es demasiado tarde para evaluar lo que de origen tiene.



El delirio continua palpitando en el aire de la madrugada en el que él estaba y nadie velaba por su calma y espíritu, le siento sufrir de alguna manera por ella, le duele de no sentirla, la oscuridad yace cuando no está cerca, igual tendrá que rectificar, la retará con tantas ganas de superarle y de superarse que será imposible pedirle perdón, decirle lo siento.



*Porque su prepotencia es tan grande, como su corazón de holgazán y de valiente, porque su voluntad es tan fuerte como la suya y su reino igual de grande...



Yolanda Valenzuela

*Extraído de (parajes de una desconocida 2010) mitos, rimas y leyendas Pag 21

A todo/as los petardos perdedores, enhorabuena ya podéis copiarme, gratis y sin censura.

©Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.