miércoles, 31 de mayo de 2017

Siempre habrá lugares donde volver. Yolanda Valenzuela (La Admiración De Los Idiotas)



 
Tenemos ganas de escupir en el infierno, lo tenemos casi en la palma de la mano.

Muriendo de deseo, deseando con todas nuestras fuerzas que la suerte nos bendijera, así lo hizo, el resto es un " Que se jodan y Que se mueran "

El azar nos premio y empecemos a vivir por fin nuestras vidas.

No paro de estudiar sus idiomas, voy hacer cine hasta que revienten todas esas cabezas, hasta vaciar todas esas carteras, hasta hundir esas malditas productoras.

Ministerio articulado, morada reluciente, viajes propios, todo ordenado, bajo control.

Cerca de mis buenos amigos, compartiendo con nuestros maridos y sus mujeres, conociéndonos, ganando siempre, concibiendo sucesores saludables.

Viviendo sin miedo con independencia robusta, pagas dobles, lotes de navidad.

Sin deber, cotizando alto, sin tener que mirar atrás, sin tener que pedir nada a nadie, sin dar pena, otorgando nada más que gloria.

Vivos en la consciencia, viviendo la no consciencia gozando de su desconexión.

Fértiles los corazones, florecientes los sentidos, los motores rugen las cilindradas gimen, no hay impaciencia ni espera, la energía esta aquí disponible.

El sudor no nos nubla la vista, nos desintoxica.

Lejos se escucha una poesía desesperada de un vivo inanimado...

( Las manos apretaban con fuerza las cuchillas,
Desde el balcón de mi casa estaba solo esperando tu llegada,
Y gritar a la lluvia desde un rincón de mi alma que por ti, vencí .
Soy pan,
Ni pena,
Ni muerte,
No soy vida ,
Ni gloria,
Solo miedo.
Miedo a que no llegues,
Miedo a que te vayas y me dejes en la cama atado a tus recuerdos,
De seda roja,
De seda blanca.
Huyendo de los incontables delitos carnales cometidos mientras lloraba de pura alegría...
Y mi corazón verde sangrante,
Yaciendo a diecinueve metros de mi,
Pisado por la aguja de tus zapatos,
Mordidos por los pequeños y afilados dientes de tu corazón negro ...
Y luego llegas y te quiero decir que te amo,
Y solo puedo besarte y llorar cuando me besas,
Pues el oleaje de tus palabras salpicadas de saliva blanca y espesa,
Me empuja hacia atrás,
Tendiéndome inmóvil en la cama,
Gozando y sufriendo,
Gozando y sufriendo ,
Y amándote mi amiga.... )

Terminando afanes, elaborando alertas, inagotables, aliviados, sin angustias continuadas, ninguna condena a las espaldas, libres de todo pecado mortal.

Siendo casi suficiente que ya es mucho, para la hambre que arrastraba.
No es aguantar, ni resignarse, es comprender, amar, olvidar, perdonar, gozar y sobretodo tirar hacia delante a pesar de todo lo que te tiro para atrás.
Siempre habrá lugares donde volver que nos acogerán con las brazos abiertos.
Como la primera vez de una infinita lista de veces, animales de costumbres marcando el paso, haciéndolos sagrados, siendo siempre nuestros del uno al otro .
Y del otro al uno.
Hasta que los recuerdos sean de vosotros, hasta que sean solo de los que vendrán, muriendo en los que volverán, naciendo de nuevo en los que se fueron.
 Pd.Gracias Najwa, mi diosa, mi musa, mi hermana bruja, nos vemos pronto en el Olimpo, gracias Raquel por hacerme está foto en uno de los lugares donde siempre vuelvo, gracias Cadaqués.

*Extraído de ( La Admiración de los Idiotas ) Pág. 08. Yolanda Valenzuela
Fase 3 “ Arrecifes de coral “
©Lacomadrejaylalunaproducciones/monpetitartbonmarche
https://www.facebook.com/pages/Yolanda-Valenzuela/436298163201921
https:www.facebook.com/amarantolapelicula
https://www.instagram.com/yolandavalenzuela.blogspot/

*Todo el contenido expuesto en este u otro medio registrado está sujeta a derechos de autor y cualquier violación de los mismos resultará en acciones legales, para los que distribuyan, expongan, copien o manipulen el contenido de la misma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.