domingo, 24 de julio de 2016

Esto es mío . Yolanda Valenzuela ( La Admiración de los Idiotas )




Ahora que ya soy mayor sigo sintiéndome como una niña,

Sin ilusión, pero como una niña,

La utopía, la merced, los sueños que ya no tengo.


Dentro de mi atípica madurez he aprendido que es mucho más efectivo cambiar los sueños por metas, son las que te hacen avanzar, evolucionar.


Dejar de ir detrás de zorros azules mientras hueles rosas de cristal.


He perdido algunos sentidos,

Otros nuevos han aparecido,

Tienen una fuerza descomunal.


Doy clases a la desesperada a gente que no sabe amar, he perdido la capacidad de odiar, cuando ayudas a quien lo ha pasado mal, sientes que algo de tu dolor también se va.


En ese proceso de curación ajena, no puedo dejar de hacer lo que hago.


Es un instinto natural que brota de mi alma hacia fuera ,

Sencillo para los demás,

Imposible para mí.


Yo no sé cuáles son mis palabras mágicas , tampoco sé si algún día las sabré, si por fin me toparé con el gran maestro que me enseñe el camino que he de seguir para encontrarlas.


A parte de la pitanza, el retozo y el sexo nada me reconforta.


La exigencia se vuelve torda,

Se ha quedado completamente sorda de tanto que le grite,

Pero no es ciega, ni muda tampoco.


Quizá esto no sea bueno, ni suficiente para como deje el listón la última vez que estuve por aquí, cumplir las expectativas ajenas sin tener recompensa poco me importa.


Nada, si me entienden o no, lo único que me importa es hacer, crear, tener, creer y crecer.


Esto no es un trabajo,

Tampoco una terapia,

Tampoco una novela.


Son extractos de tiempos, historias, vivencias, la única necesidad que hay es dejar constancia, constatar que el amor no me daña, porque lo que daña nunca lo fue, ni lo será para nadie.


Me parece agotador tener que estar constantemente marcándolo todo como un animal.


Diciendo, esto lo he hecho yo,

Esto es mío,

Ese egocentrismo tan insano.


Aquí mi cuerpo toma otra vida mucho mas allá de lo físico, de lo superficial, el de la portada es mío y nadie me puede tocar, no necesito comprar seguidores como hacen los demás.


Me basta con tener el apoyo de mis compañeros más apreciados,

A diferencia de esos otros que no tienen ese aprecio,

Tal vez seamos menos y hagamos poco ruido para el talento que tenemos.


A la larga se nota el poder del campo sembrado, la cosecha será todo un éxito, no lo dudo.


Aparte de billetes,

Y tiempo,

El arte solo entiende de cariño.


Entiendo que el morbo mueve a muchas personas, que abunda en muchas intenciones pero yo aunque no lo parezca, ya soy mayor para tener curiosidad morbosa.


Soy inventora de tal cosa,

Sé donde está la trampa,

Me esperan en el infierno, sentados en un sillón fabuloso de cuero negro.


Si solo te rodeas de muertos de hambre oportunistas, nunca te dejaran de sonar las tripas.


Algunos lo confunden con aprovecharse pero lo que quiero decir, lo único que mana de esa razón es que solo quieres a los mejores porque tu mereces lo mejor.


Porque eres excelente,

Sobresaliente,

Superior.
 

*Extraído de ( La Admiración de los Idiotas ) Pág. 05. Yolanda Valenzuela
Fase 3 “ Arrecifes de coral “
©Lacomadrejaylalunaproducciones/monpetitartbonmarche
https://www.facebook.com/pages/Yolanda-Valenzuela/436298163201921
https://www.youtube.com/user/lacomadrejaylaluna/videos
http://lacomadrejaylalunaproducciones.blogspot.com
www.facebook.com/amarantolapelicula
www.flickr.com/photos/artbonmarche
*Todo el contenido expuesto en este u otro medio registrado está sujeta a derechos de autor y cualquier violación de los mismos resultará en acciones legales, para los que distribuyan, expongan, copien o manipulen el contenido de la misma.