miércoles, 20 de abril de 2016

Código Cinco .Yolanda Valenzuela ( La Admiración de los Idiotas )

( Antes de empezar con el relato me voy a sumar a la queja e iniciativa de unas amigas ya que a mi tambien me afecta y comparto la misma indignacion )


Populacho que aparenta admirarte solo para conseguir la aprobación de la mierda que ellos hacen, gran morralla falta de ternura que demanda atención, no te engañes, les importa un carajo quien eres, que hagas o como te sientes.


Llenan sus ansias a consta de un manojo de babosos que se tocan con sus imágenes, a los cuales ni mirarían fuera de una pantalla, señoras que pasada la mitad de la cuarentena se limitan a hacer las zorras en el ciberespacio malvendiendo que son artistas.


La vergüenza de la profesión que ni siquiera ejercen dejando a la gente que de verdad crea a la altura del betún teniendo que responder por la falta de dignidad y desfachatez por esas señoras, para que nadie se confunda cuando intente tratar contigo.


Dicho esto y dejando patente mi malestar y el de otras compañeras, directoras, docentes, realizadoras, guionistas, escritoras, fotógrafas y psicólogas, vamos a ir a otra cosa palomilla…



Recuerdo un día de verano azaroso, estabas tan animado como cuando mi pequeña Roger me ve aparecer con su puñadito de pienso en la mano.


Bailabas semi desnudo al borde de una piscina que estuviste casi 4 horas limpiando mientras me relatabas la agenda de la semana y los menús entrantes.


Muy brillante, elegante con tu cóctel en la mano y unas YSL de la última temporada, con un perfecto tono dorado sin ser de la mafia siciliana.


Me peinabas y me recolocabas el bikini para que no perdiera el glamur ni la compostura, viniste conmigo a la procesión cuando sufría como María magdalena.


Lloraba vestida de virgen sintiéndome muy puta, vimos pasar a los costaleros que llevaban a mi amor crucificado al Monte del olvido.


Cantaste también a mi vera la amargura y la tristeza con la misma pena que yo, como si no hubiera un mañana para luego comprarme patatas para la ansiedad.


Me regalabas tu bocadillo de jamón para que fuera un poco más feliz, en ese peregrinaje de la 9 a la 5, en esos pasillos todas las líneas eran nuestras.


Cubriendo siempre el arriba adulterio, con ropa y maquillaje preparados para no levantar sospechas, viniendo cuando yo no estaba en casa en código 5.


Velando por mis negocios cuando dormía en Monaco, mientras un cerdo con mucha fe retozaba entre criaderos de cinco estrellas.


Nunca me abandonaste a pesar del gran error de mi vida, siendo compasivo porque entendiste lo importante del acto en ese momento magistral.


Me quisiste siempre hasta todo lo malo y que en todos los idiomas me decías lo que me hacía falta, tú que eres la persona más fiel que he conocido.


No es tarde para decirte todo lo que te quiero, te admiro y lo agradecida que me siento, espero verte pronto bueno, en el lugar donde siempre quisiste estar, vestido como siempre deseaste y con tu gran sonrisa iluminando todo lo que en ese instante presente esté.


*Extraído de ( La Admiración de los Idiotas ) Pág. 03. Yolanda Valenzuela
Fase 3 “ Arrecifes de coral “
©Lacomadrejaylalunaproducciones/monpetitartbonmarche
https://www.facebook.com/pages/Yolanda-Valenzuela/436298163201921
https://www.youtube.com/user/lacomadrejaylaluna/videos
http://lacomadrejaylalunaproducciones.blogspot.com
www.facebook.com/amarantolapelicula
www.flickr.com/photos/artbonmarche
*Todo el contenido expuesto en este u otro medio registrado está sujeta a derechos de autor y cualquier violación de los mismos resultará en acciones legales, para los que distribuyan, expongan, copien o manipulen el contenido de la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.