jueves, 9 de julio de 2015

La reina dormida, Palacio del sur I (Arrieritos somos y en el camino nos estrellaremos Pág. 30) Yolanda Valenzuela



*Son las cinco de la tarde en el palacio del sur, las cigarras cantan y el sol aprieta con fuerza, se oyen algunos caballos relinchando, algunos perros ladrando, algunas ranas molestando en las charcas a los cisnes que se están apareando..

Una sota del reino corre por los pasillos fatigada con un mensaje en la mano, entra en el comedor donde está la reina ultimando los preparativos de la fiesta que dará para otras reinas de palacios cercanos esa misma tarde.

S: -¡ Majestad, Majestad tengo un mensaje directo desde la campaña !

( La reina mientras coloca flores, inspira unos polvos que se saca del pecho se acerca a la sota y le toca la cabeza sutilmente mientras le sonríe y sarcásticamente le dice…)

R: - ¿Ya murió?
¿Sabes que mañana mi amor caerá como una tromba?
¿Sabes que estoy muy ocupada y que espero visita?
S: - ¡No se de que me habla Majestad, yo no tengo constancia de nada de eso solo soy un simple portador de noticias… ¿Quiere que le lea la misiva?

(La reina ríe y mira fijamente a la sota)

R: -  ¡ Qué bien te aleccionaron, relájate y dime lo que sabes, si eres capaz de olvidarte de cualquier castración de libertad!
Perdona que no te crea, me parece que es teatro…

(El mensajero se encoge de hombros y aprieta con sus manos el mensaje)

S: -Yo soy un simple portador de noticias repito…
R: -Tenéis miedo… .¿Tan terrible te dijeron que soy?
S: -Si le soy sincero mi Majestad la respuesta es sí.
R: - ¡¡¡Bravo!!! ¿Os llamáis?
S: - Majestad me llamo Judas…

(La reina ríe a carcajadas y abraza al mensajero)

R: - Muy bien no esperaba menos, ahora contéstame a las preguntas que te formule antes de leer tu mensaje, si lo haces tu recompensa será infinita, te doy mi palabra y mi palabra no es la del Rey puedes relajarte y confiar en mí.

S: - Perdóneme Majestad pero no estoy acostumbrado a tanta cortesía y trato de favor, aceptare el soborno que me está proponiendo solo porque necesito ayudar a mis padres a vivir mejor, así que le contestare.

(La reina se sienta y adopta una pose de abatimiento)

R: - ¿Y bien? Me estoy aburriendo…
S: - No murió pero está muy enfermo, no lo sabía pero si cae como una tromba seguro que es bueno y tenía constancia del evento que se va a celebrar esta tarde por eso me enviaron rápidamente.
¿Es eso lo que esperaba?
R: - Nunca espero nada de alguien que vive inmerso en la mas autentica mediocridad, así que no tienes que leer ninguna misiva, ya es tarde para todos, todo el mundo sabe que la manera de comunicar algo que es importante es hacerlo en persona, ahora solo deseo su muerte.

(La reina se levanta y coge una bandeja de plata que entrega al mensajero)

R: -  ¡Toma, llévate esto y cuando vuelva a verte espero que la cabeza del Rey este en esta bandeja!
Cuando la traigas iré al bosque a alimentar a las hienas, recibirás la recompensa cuando despierte, podéis llevaros algunas gallinas para tus padres, tenemos demasiadas y nos sobran los huevos, sería una pena que tanto valor se echara a perder tan pronto.

(La sota sonríe aliviada y besa las manos de la reina)

S: - !!!  Muchas gracias, Majestad  ¡¡¡¡
Así lo hare.
¿Quiere que le trasmita algo al Rey?
R: - No hace falta él lo sabe todo pero dile que pienso acabar con cada esbirro que encuentre expiando en mis tierras, podéis retiraros, mucha suerte Judas.
S: - Gracias Majestad, hasta pronto, feliz descanso.

(La Reina sigue preparando el festejo en el comedor mientras canturrea, mátale, mátale, ma, ta, le de repente se oyen gritos de la guardia y sale del comedor con las manos llenas de pastelitos)

R: -  ! Que está pasando aquí, que es este alboroto ¡

(Varios guardias reducen a la Reina madre que intenta entrar a la fuerza en el comedor)

R: - ¡Suéltenla es mi madre!

( La Reina madre al ser liberada abofetea a los guardias que se inclinan hacia ella y le piden perdón, se retiran rápidamente , está se acerca y le da otra bofetada a su hija a la cual se le caen todos los pastelitos al suelo y se arriman a comérselos los perros)

RM: - ¡Es esta tu idea de seguridad! ¿Qué pensáis hacer? ¿Te bebiste el entendimiento?

(La Reina sale corriendo y se pone a llorar al lado de un pozo sin agua)

R: -  ! Llegáis tarde madre ¡ 
RM: - ! Yo nunca llego tarde …y llena este pozo o se marchitarán todas las rosas ¡

(La Reina madre abraza a su hija y la besa en la frente)

RM: - Relájate, deja de hacer lo que estás haciendo, no voy a dejar que hagas esa estúpida fiesta de despedida y te lances al sueño eterno hasta su muerte, es una tontería pasar así la vida.
R: - Tengo mucho sueño madre, estoy muy cansada, abatida y ya no puedo más, sé que si me lanzo a los brazos de Morfeo cuando despierte todo habrá acabado y yo por fin alcanzare la paz.
RM: -No digas mas tonterías, hace años que la guerra acabo, todos sus hombres han muerto, una gran plaga acabo con todos sus animales, malvive con un par de ovejas que tarde o temprano tendrá que sacrificar, la peste lo está matando lentamente , vive encerrado en una celda de castigo donde él se metió por su propia voluntad.
Si no es consciente de la realidad, no es problema tuyo, no tienes porque padecer su enfermedad, tu alma está limpia puedes estar en paz mi niña.

(La Reina sigue llorando desconsoladamente mientras va llenando el pozo de agua)

R: - ¿ Y qué hago con mi cabeza madre, que hago con mi corazón ? ¿ Que hago para no sentir su mal, para no verlo en todas las cosas, en todas partes ?

(La Reina Madre se echa las manos a la cabeza y suelta una gran carcajada)

RM: - Perdóname preciosa mía pero en un momento pensé que si hubiera venido tu padre se hubiera puesto a tocar su canción y ya sabemos que esa canción también te la has prohibido como un millón de estupideces más que te censuraste, seguro que entonces ese pozo estaría lleno ya.
No tiene ningún sentido tirarte a los brazos de Morfeo hasta que el muera, ten paciencia todo llega, el ya se está matando y por su condena no iba a ser algo rápido y sin dolor, igual es a ti a quien habría que cortarle la cabeza, sacarle el corazón, no es tu gemelo, no es tu igual, vives en su reflejo constante porque te asedia y eres consciente nada más.
R: - ! Pero porque lo hace, no lo entiendo ¡ 
¡No puedo tener paciencia ante tanta injusticia y criminalidad, quiero, que muera, quiero que muera ya¡
RM: - Tranquila, sosiégate no te angusties más, tiene el síndrome del perro de Don Hortelano, es su manera de tenerte pendiente para que nunca le olvides y para que siempre le quieras, es incapaz de ver la verdad de enfrentarse a ella pero repito ya no es tu problema, no vigiles si te vigila, deja que se pudra, goza tu felicidad, alardea de tu placer, sal con los caballeros a pasear, déjate ver, déjate querer, no podrá soportar ese sufrimiento y se rendirá, dejara de meter las narices y se morirá.

(La Reina se tranquiliza y se sienta al lado de su madre)

R: - Ya está todo hecho y no ha muerto, es desesperante… tengo mucho sueño madre y tengo que recibir todavía a mis invitadas.
RM: - Que extraño quieres que muera y piensas dejar a su vestigio correteando por aquí dando patadas a cualquier cosa redonda que encuentre, el niño pastor no ayuda tienes que entenderlo y dejarlo ir.
Vaya veo que los polvitos no te ayudan a despejarte, deberías de probar otras opciones para despertarte, así que no pienso irme, me quedare aquí contigo hasta que se te pasen las ganas de irte con Morfeo, nada terminara matando el tiempo de esa manera, vive el tiempo, no lo mates, vívelo.
R: - ¡Pero el niño esta solo pobrecito, es inocente, tiene que quedarse, me necesita! Me moriría si algo le sucede, lo quiero mucho, no el niño no! Podéis quedaros si lo deseáis pero no le prometo nada le repito que estoy muy cansada y no puedo soportarlo más.

(La Reina madre se desespera se levanta y empieza a coger agua del pozo)

RM: - ¡Muy curioso que desees que muera el destronado y que quieras que su alma siga aquí! ¿Te das cuenta de la contradicción? ¿Pero cuantos días llevas sin dormir?
! Voy a regarte las rosas antes de que mueran porque es a mí a la que estas desesperando¡

(La Reina vuelve a llorar y vuelve a rellenar el pozo)


R: - Son dos cosas distintas, el niño se quedara aquí hasta que sea capaz de valerse por sí solo y cuando quiera partirá a su verdadero destino…. Llevo sin dormir sobre unos 1595 días aproximadamente.
RM: - ¿Cómo? Dios mío ! Esto no puede ser cierto ¡
Muy bien querida pues vamos hacer lo siguiente, anula el festejo, vuelve al palacio del Norte aquí hace mucho calor para ti y cuando estés allí llama a Morfeo, no te preocupes por el niño yo lo cuidare.

(La Reina abraza a su madre y la besa en la cara y las manos, ella le seca las lágrimas y le da una de las pocas rosas que se mantiene en pie)

RM: -Podéis partir hija mía, ten fe, no os preocupéis, pronto todo acabara y será para siempre, se feliz porque todo va a salir bien…

 Extraído de (Arrieritos somos y en el camino nos estrellaremos) Pág 30 Yolanda Valenzuela
©Lacomadrejaylalunaproducciones/monpetitartbonmarche by Yles /Oshocardsperformance
https://www.facebook.com/pages/Yolanda-Valenzuela/436298163201921
http://lacomadrejaylalunaproducciones.blogspot.com
hhttps://www.flickr.com/photos/artbonmarche
https://www.facebook.com/amarantolapelicula
https://www.youtube.com/user/lacomadrejaylaluna/videos
*Todo el contenido expuesto en este u otro medio registrado está sujeta a derechos de autor y cualquier violación de los mismos resultará en acciones legales, para los que distribuyan, expongan, copien o manipulen el contenido de la misma sin permiso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.