domingo, 31 de agosto de 2014

19. Yolanda Valenzuela (La alevosía clandestina de mi verdad)



Los números son mágicos, los números son la vida, la suerte, la salud, el amor....

Me gusta sumar y sumar,
Restar todo lo que sobra,
Multiplicar panes y peces,
Dividir para darte la mitad de mí mejor parte.

El arquetipo cariñoso, la nueva construcción, nos mira a los ojos como la igualdad como el ángel del juicio final...


Numerosos puntos en común con el quince, no es bueno provocar al diablo porque él está en todas partes, al acecho de las circunstancias que puedan entorpecer su continua manipulación, su eterno engaño, su absorción de los cerebros pobres y los corazones enfermos solitarios.

El diablo encendió su antorcha en el sol que era mío pero fue su luna quien lo condujo a el...


Símbolo de la vida, del amor, ascendiente universal, amo de mi cielo, fuente de calor y luminosidad, ese es mi sol, da vida a todas las criaturas, la energía que se hallaba en la oscuridad de lo diabólico salió a plena luz, en el tránsito de una conciencia gemela, irradia, atraviesa el corazón.

Cuando era niña pensaba en el éxito, la evolución, el vínculo pasional inconsciente…

Sume 10 y luego me encontré con el infinito del múltiplo del 9, Dos personajes en ayuda mutua, la ternura humana en estado puro, la profunda libre amistad, actuando así un cariño incondicional, presagiando un triunfo de recorrido iluminado, la cristalización de los seres enamorados en todo su esplendor.

En la realización de la intelectualidad emocional, el beso apasionado en la orilla de mi mar cercano al tuyo....


Creativos materiales en mi nueva vida, las almas gemelas que firman un buen contrato, el apego reciproco, la fraternidad en ayuda mutua, la unión feliz esperada de tardía emoción engendra.

19 veces dime que me quieres, dime 19, da me 10, yo te daré 9, dame 9 yo te daré 10…

Cortar con el pasado, construir más lejos, hacer la ruta americana soñada 66, pasando por las vegas para por fin ganar, multiplicar el 19, 19 veces más.


Me renuevo sin parar mientras me consumo sin cesar, desaparezco y vuelvo cíclicamente, entra en mi esplendor te daré de lo bueno lo mejor.

Cuando 19 veces brilla las dudas se disuelven, lo malo se disipa, inundo los rincones oscuros del alma, impúlsate de mi aliento atravesarás el río eterno de las pulsiones dementes y purificadas de tu mejor intención sana.

Llegar donde crece sin esfuerzo es imposible, coge la caña y los cebos, vamos a pescarnos mucho...


Brillo en el corazón de la materia, soy tu esplendor secreto, sino me percibes 19 veces eres un cadáver, engendrare sin fin la alegría y la euforia loca, nadie es impermeable a la luz eterna, desnuda, sincera dime 19 veces que me quieres, dime 19.

Soy el ojo que todo lo ve, la resonancia del primer grito de un bebe…

Todo lo que no es claro no soy yo, no tengo nombre soy la que quieres que sea, semillas de oro en mis surcos de tierra sagrada, me reproduzco sin cesar, multiplico mi energía en tus infinitos espejos de tristeza, me vuelvo amante de tus lágrimas 19 veces, 19 .

En su alma me busca pero en realidad se busca a el mismo, soy un vergel que todos quieren cultivar pero yo soy una virgen que santa me hice tras 19 meses corriendo tras mis pies desde fuera de mi ser.

 Yolanda Valenzuela
*Extraído de (La alevosía clandestina de mi verdad) pág.20
www.facebook.com/amarantolapelicula *Todo el contenido expuesto en este u otro medio registrado por está sujeta a derechos de autor y cualquier violación de los mismos resultará en acciones legales, para los que distribuyan, expongan, copien o manipulen el contenido de la misma

miércoles, 27 de agosto de 2014

Siempre . Yolanda Valenzuela ( Arrieritos somos y en el camino nos estrellaremos )



Nada podrá nublar este esplendoroso sol, su rayo de energía, su son, esta canción que entono con todo mi amor.

La fortaleza que se desquebraja en ocasiones se vuelve a fundir, siempre se vuelve a recomponer si quieres, se endereza si te lo propones.

Ya no viene a visitarme el cuervo negro ansioso de carroña, ya no acojo a las polillas, ni doy de comer carcoma.

Un gato hambriento maúlla en mi ventana, otro en celo restriega entre mis piernas sus ansiedades, entre mis plantas unas mariposas blancas revolotean en lo que era antes un bloque de escarcha.

A veces ver ciertos resultados no deja de sorprenderme, este movimiento, esta dentera a tope, esa química adulterada, ese estrés que me mato, esa diversión maligna, solo puedo decir: - Ok, ya está bien.

Lo que disfrute, lo que viví, lo que goce fue algo experimental como yo, doy gracias a la prudencia por haberme salvado del abismo, me guie, solo puedo decir, lo pase, sobreviví y soy mejor persona que cualquiera que me encuentre en ese camino.

Aunque volvería hacerlo sin ningún tipo de duda, cuando piensas con una mente cuajada de todo, drogada porque quiso, dichosa porque será siempre una bombilla iluminativa de poder sagrado, reincides sin remordimientos.

La cuido y respeto, la mimo, es mi motor de este carruaje vital, no fallara aunque todo se empeñe, siento sus iras a cada kilometro recorrido por mis pies destrozados de bailaría retirada.

Tenebrosidades de negligencia y de ofuscación, no deberían preguntar, deberían de pensar en sus dudas y porque las tienen, no deberían perder el tiempo hablando de tal sacrilegio.

El sistema casi siempre es el mismo, siempre funciona igual, la cuestión es no rayarse mucho, ni hacerle rayas a los demás, demasiada actividad, en fin mucho de todo y poco de nada.

Todo es un proceso ablandativo de un proyecto compartido, importante, real.
Todo es avanzar, anteriormente todo es sufrir de una manera o de otra pero siempre por lo mismo y por los mismos, decía mi indio que sufrir es avanzar y aunque llores, mueras y vomites mientras estas avanzando, solo que tu no lo ves, hasta que no madura, tu ego, tu espíritu y tu corazón de invierno.

Yo soy el equilibrio, yo soy la harmonía, yo soy la paz actuando en mi aquí y ahora.

La membrana se rompe, se descuaja, solo con una válvula de escape se subsana, cuando uno precisa de la atención absoluta y no la tiene lo mejor que puede hacer es cambiar de cuidador y de mascota.

Día tras día sale a su encuentro, la sombra del tiempo lo va persiguiendo y poco a poco camina sin saberlo por el mundo de los muertos, hasta que una de estas mañanas en las que acabe su cabaret se encuentre con que ni tiene epitafio, ni tumba, ni funeral, echaran su cuerpo a las hienas y estas lo despedazaran con una ansia voraz.

Que nadie olvide que la gran sacerdotisa representa la polaridad pasiva de la mente, el aspecto subconsciente, el sueño en todas sus facetas, el sueño con ensueños y el sueño profundo en el que el concepto del ego es el todo, los sucesos, el tiempo y el espacio quedan anulados, su función más importante es la recogida de todos los datos que en forma de deseos y pensamientos le llegan, asi de una forma u otra ella siempre tendrá el poder.



©Lacomadrejaylalunaproducciones/monpetitartbonmarche by yles
 Extraído de (Arrieritos somos y en el camino nos estrellaremos) Pág 11. 
 www.facebook.com/amarantolapelicula *Todo el contenido expuesto en este u otro medio registrado por está sujeta a derechos de autor y cualquier violación de los mismos resultará en acciones legales, para los que distribuyan, expongan, copien o manipulen el contenido de la misma
 

viernes, 22 de agosto de 2014

Devoción. Yolanda Valenzuela (Arrieritos somos y en el camino nos estrellaremos)



Te ruego mi virgen de los dolores que dentro de tus aguas santas me bendigas,
Me ayudes a controlar a través del fuego, cera, la materia, la tierra mas consagrada.

Devoción del miedo general,
Poder transmutador de todas mis fuerzas en el canal hacia el valor y la realidad más absoluta.

Yo te otorgo, te pido mi virgencita de los sufrimientos que a través de mi actives todas mis vidas las que me ansían también….

Devoción, sexual aparejada de otoño prematuro,
Mejorar complejos, desasosiegos, hacer desaparecer las represiones, ne me quitte pas.

Te interpelo mi virgen de los daños para que salvaguardes mis pasiones y las de todos mis cariños a lo largo y ancho de este mundo enemigo de espíritus sanos insuficientes.

Devoción, que este amor no se cargue, no se extinga que empiece a proyectar, realizar obras maestras, teatros de verdad con público sin pagar.

Yo te imploro mi virgencita de los malestares para dar claridad a mis hermanos, les quites el velo espeso de sus utopías más perjudiciales,  que no les arrastren sectarios ni ajenos a la bondad, sea cual sea su destino, ayúdalos a decidir qué es lo mejor para ellos.

Devoción, suerte y salud, en este baile casi caustico me doy en cuerpo y alma a todos ellos porque ellos me quieren y viven en mi.

Te solicito mi virgen de los padecimientos el seguimiento de la flecha que acertó en la diana de mi corazón y que lo ha convertido en un volcán en erupción, quema, quema, quémala.

Devoción, entre risas, llantos y movimientos,
Conociendo partes de uno que jamás hubieran imaginado que existían, conscientes conviven con maltrecho corazón en una ilusión que cual títere maneja la razón de ser, existencia del saber cómo sobrevivir con inteligencia.

Te suplico mi virgencita de los ramalazos la permanencia de este bálsamo que sano con mis manos, el nacimiento de lo que consto tanto engendrar, crecer, evolucionar, coopera en esquivar los daños, cultiva todo lo que gano aunque sea a fuerzas de estacazos.

Devoción, es no preguntarse si te estás equivocando, es estar seguro desde la raíz hasta las puntas, es no buscar tres pies a un gato negro y tuerto, no mirar en las esquinas por si me están espiando, la clave de esta ruleta rusa en la que cada día juego un poquito más.


 ©Lacomadrejaylalunaproducciones/monpetitartbonmarche by yles
 Extraído de (Arrieritos somos y en el camino nos estrellaremos) Pág 10. Yolanda Valenzuela


 www.facebook.com/amarantolapelicula *Todo el contenido expuesto en este u otro medio registrado por está sujeta a derechos de autor y cualquier violación de los mismos resultará en acciones legales, para los que distribuyan, expongan, copien o manipulen el contenido de la misma