miércoles, 12 de junio de 2013

Añeja . Yolanda Valenzuela


Añeja

Como si yo fuera la fiera y la constancia fuera otra cosa, es un delirio cada cosa que invento para ti...
Como en 60 segundos.
Como una tormenta de aire donde nunca pasa na.

Sé que te necesito con todos tus labios y tus pesares, al amanecer de mis días estaré contigo hasta el final.

Solo por el hecho de restregarte, te he ganado una vez mas...

Conociendo al enemigo,
Todos sus pajareos,
La debilidad que nace del fondo de su alma ingrata.

Ese desasosiego fértil en tierra extraña, definir este latido inútil, suponer este desastre que infernal me cuarta el alma....

Añeja,
Dislocada estoy de tanto soñar contigo y amanecer sin ti,
En esta mañana inservible donde yo voy a huir,
No quiero estar contigo, porque no quiero estar sin ti otra vez.

La cosa se vuelve rosa pero verde estaré,
En toda mi esencia roja,
Roja como la bemba colora de mi abuela.

Momento que deliberar, atender, pensar en que el mañana se tiene que justificar de otra manera mucho más abierta mucho más sincera...

( Para mi, para él, para todos los cubiertos que pongamos en la mesa y que no vallamos a utilizar pero que lavaremos igualmente como si los hubiéramos utilizado )


Yolanda Valenzuela
*Extraído de ( Estancias ) Relatos y otras mandangas Pág. 21
A todo/as los petardos perdedores, enhorabuena ya podéis copiarme, gratis y sin censura.

©Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.